Archivos por Etiqueta: Acaflo

Caficultores guaireños lanzan una edición especial de café orgánico amigable con las aves

Los productores, agrupados en la asociación civil Asociación  Productores Agroforestales de Piedra e’ Cachimbo-La Florida (Acaflo), cuentan con el apoyo de la Iniciativa Cardenalito, que lidera la ONG ambientalista Provita.

Un grupo de productores de café y otros rubros de la Cordillera de la Costa venezolana, integrados en la Asociación Civil de Productores Agroforestales Piedra e’ Cachimbo-La Florida (Acaflo), presentaron la primera Edición Especial de café orgánico y amigable con las aves. Estos cafetaleros del estado La Guaira (antes Vargas) cuentan con el apoyo de la Iniciativa Cardenalito, que lidera la ONG ambientalista Provita desde hace 4 años.

Luis Arrieta, líder técnico de Provita, indicó que la Edición Especial Cardenalito incluye cafés de especialidad apegados a los parámetros de la Asociación de Café de Especialidad (SCA, por sus siglas en inglés). Este trabajo ha sido posible gracias a la alianza de Provita, Acaflo y el tostador Tierra de Gracia (Proyectos SPM. C.A). El producto estará disponible para su venta en Caracas en la sede de la panadería St. Honoré, ubicada en La Alameda, y a través de Hato Las Caretas Delivery C.A.

“Se ha logrado producir y tostar café de alta calidad que reconoce la trazabilidad y el origen de los cafés, los cuales han sido cultivados cumpliendo la normativa orgánica USDA-NOP, CCE. Algunos de ellos también cumplen con los criterios Amigables con las Aves del Smithsonian Institution para su sello Bird Friendly Coffee, contando con las certificaciones internacionales que acreditan dichos manejos”, explicó Arrieta.

Tradición cafetalera

Piedra e’ Cachimbo y La Florida son dos comunidades cafetaleras ubicadas en Carayaca, estado La Guaira (antes Vargas), cerca de la Colonia Tovar. Allí agricultores como: Alfredo Cárdenas, Simón Then, Álvaro Maldonado, Cecilio Monterrey, Pablo Adrian y Adilia Arrieta, junto a 30 productores más y con el apoyo del Proyecto Aves y Café de Provita han consolidado Acaflo, una organización que se preocupa por el ambiente y a su vez rescata valores y promueve medios de vida sostenibles según los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas.
Alfredo Cárdenas, presidente de Acaflo, dijo que los integrantes de la Asociación están comprometidos con la producción de rubros sostenibles con el ambiente y con la conservación de los bosques que son hábitat del cardenalito y de cientos de especies de aves residentes y migratorias.

“Al comprar este Café Edición Especial Cardenalito tendrás la certeza de que estás consumiendo un producto de alta calidad y amigable con el ambiente. Asimismo, sabes que con tu compra beneficias directamente a los productores involucrados y ayudas a promover la expansión y los beneficios de la implementación de prácticas agroforestales amigables con el ambiente”, dijo Valentina Cedeño de Provita.

Cardenalito Pa’rato

“Aves y Café” es un proyecto liderado por Provita y la Iniciativa Cardenalito en Venezuela y apoyado por socios como el Smithsonian Institution, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre (EEUU), el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) y American Bird Conservancy (ABC).

Adicionalmente el Programa de Pequeñas Donaciones del Fondo para el Medio Ambiente Mundial también contribuye a ampliar el alcance de este proyecto incorporando Tecnologías Climáticamente Inteligentes a las rutinas diarias de los agricultores como estrategia de sostenibilidad.

El proyecto se enfoca en mejorar las prácticas agroforestales a través de capacitaciones integrales de los agricultores por medio de charlas, talleres presenciales (y ahora también a distancia), además de visitas técnicas a sus campos.

Gracias a esta acción concertada se logró la certificación orgánica de 39 Unidades de Producción (UP) y el certificado de “Amigables con las Aves” para 13 UP, promoviendo así la conservación del bosque seco tropical y el bosque nublado de la Cordillera de la Costa del país.

Cedeño manifestó que la intención es que este modelo de gestión compartida entre instituciones no gubernamentales, Estado y comunidades organizadas “pueda replicarse en otras regiones del país” con el fin de “potenciar el desarrollo agrícola y la conservación de los recursos naturales”.

Foto: Cortesía Ricardo Freites